¿La solución al sobrepeso puede estar en poner candados en la boca de los obesos?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Otago y el Reino Unido han presentado DentalSlim Diet Control, un dispositivo intraoral que el dentista coloca en los dientes posteriores superiores e inferiores del paciente para que no pueda ingerir sólidos. El dispositivo cuenta con cerraduras especiales que permiten al usuario abrir la boca un máximo de dos milímetros, limitando a la persona a una dieta líquida, pero esto permite la libertad de expresión y no restringe la respiración.

Basicamente es la misma idea que el clásico cinturon de castidad de la Edad Media pero para la boca. Si no puedes abrir la boca ya no tendrás esos problemas. Una solución algo drástica pero que igual a alguien le funciona.

Hubo una prueba piloto en la que se colocó el invento y se les alimentó con 1200 kcal por día, donde los participantes perdieron 6,4 kg en dos semanas! Pero hay varios problemas como los problemas para pronunciar.