Sobrevive un mes casi momificado después de que un oso lo mantuviera «como alimento» en su cueva

Si hay una historia parecia a la de la película «El Renacido» que protagoniza Leonardo DiCaprio es sin duda la de este pobre hombre que en Rusia sufrió el ataque de un oso que le rompió la espina dorsal para después arrastrarlo a su guardia y lo tuvo allí un mes para preservarlo como «comida» para el futuro.

El hombre, identificado como Alexander, fue encontrado gracias a los perros de un grupo de cazadores que recorría la zona, en la República de Tuva. El hombre explicó que bebía su propia orina para sobrevivir y presenta serias heridas por todo el cuerpo.