Los Defensores del Ártico Soviético, la gigantesca escultura en la frontera rusa

En Murmansh, ciudad portuaria ubicada al norte de Rusia, se encuentra una impresionante monumento conocido como «Los Defensores del Ártico Soviético durante la Gran Guerra Patriótica» que se erige sobre una colina y que está dedicada a todos esos soldados que durante la Segunda Guerra Mundial defendieron la ciudad de los ataques enemigos.

La escultura representa a un soldado que con el rifle al hombro vigila el oeste. Mide más de 35 metros de altura y desde la colina hay unas impresionantes vistas de la ciudad y se le conoce cariñosamente como «Alyosha».