Lo que viene a ser el costo culero de toda la vida

Esto es lo que viene a llamarse «mierda de la buena!».

Vía ElPaís